Lagrimaterapia

PRINCIPIOS DE LA LAGRIMATERAPIA

Para una sociedad que esta enferma, que es incrédula, y que está en plena decadencia, donde la ciencia y la tecnología mecanicista avanzan con mayor rapidez que el nivel de consciencia colectivo en el planeta. Aparece como una bendición la revelación de las lágrimas, una medicina ancestral desconocida que se mantuvo oculta e ignorada en el tiempo.

Las lágrimas emocionales son intrínsecas a nuestra propia naturaleza humana y llegan de la conexión directa con el espíritu de nuestros más profundos sentimientos y emociones. Por todas las características de las lágrimas que he logrado recopilar en mis estudios, puedo decir que estamos en presencia de una medicina cuyo origen es divino, ya que existe desde la misma aparición del ser humano sobre la tierra y vienen del laboratorio mas perfecto; nuestro propio cuerpo enfermo.

Composición de las Lágrimas Emocionales

Las lágrimas emocionales contienen proteínas al igual que diversas hormonas como la prolactina y la adrenocorticotropina y también contienen: Leucinaencefalina o Leuencefalina, un neuromodulador que en similares cantidades es más poderoso en su efecto calmante que la morfina. Éstas vienen reguladas por el sistema nervioso parasimpático a través del neurotransmisor llamado acetilcolina, el cual uniéndose tanto a los receptores muscarínicos y nicotínicos dan lugar a las lágrimas ante las emociones. Además, no sólo es la composición química la que cambia según el tipo de lágrimas, sino también la estructura molecular de cada lágrima emocional, dado que el patrón de cristalización que forman las lágrimas vistas al microscopio es muy diferente según el motivo emocional por el cual se han originado el llanto. toda una regulación de la que no somos conscientes y con una funcionalidad sanadora detrás de ellas.

Las lagrimas me han hecho sentirme mucho mejor, han sido un descanso.

Sita Hoffman

Desde que don Hugo me receto sus remedios, nunca más eh vuelto a sentir dolor.

Aida Carmen Chospe

Mi padre se mejoro absolutamente, nunca mas un dolor de columna.

Carmen Gloria Barros

Translate »